Ergonomía: Cómo prevenir enfermedades en odontología

Ergonomía: Cómo prevenir enfermedades en odontología

16/05/2023 - Por: Samara Sampaio

La ergonomía en Odontología es fundamental para que el profesional mantenga una buena salud y evite el desarrollo de enfermedades graves. Las investigaciones indican que alrededor del 85% de los profesionales ya se han quejado de algún tipo de dolor en las regiones más demandadas durante el trabajo.

Pero la situación se puede resolver con la información correcta. En este texto aprenderá los cambios que debe realizar para trabajar de manera más saludable y cómo preparar su consultorio de acuerdo con las técnicas de ergonomía dental. Échale un vistazo.

¿Qué es la ergonomía en Odontología?

La ergonomía en Odontología es un estudio que busca comprender las relaciones físicas del profesional con los objetos de su trabajo, como una silla. De esta forma, es posible proponer soluciones y mejoras para que la salud del dentista no se vea erosionada por movimientos repetitivos y malas posturas.

No es raro que los dentistas se quejen de dolor de espalda, dolor en las extremidades superiores y estrés. La mayoría de estos problemas pueden estar relacionados con el equipo de trabajo y la forma de moverse del profesional.

La ergonomía puede hacer más armoniosa esta relación, ya sea a través de objetos que aseguren un mayor confort y la correcta postura, o educando al propio profesional, enseñándole lo que no se debe hacer durante la jornada laboral.

¿Cuál es la importancia de la ergonomía en Odontología?

La ergonomía en odontología es importante para preservar la salud de los profesionales mejorando su ambiente de trabajo.

Imagine un dentista que trabaja varias horas al día sentado en una silla incómoda y se inclina mucho sobre el paciente para realizar los procedimientos. Además, sus herramientas de trabajo están desorganizadas, lo que hace que pierda mucho tiempo y tenga que dar la vuelta en todo momento para encontrar un artículo.

A largo plazo, esta situación puede causar varios problemas de salud. Por lo tanto, la ergonomía en Odontología puede ayudar a estos profesionales a relacionarse mejor con su lugar de trabajo, lo que se traduce en una mayor eficiencia y calidad de vida.

¿Cuáles son los objetivos de la ergonomía en odontología?

El principal objetivo de la ergonomía en odontología es reducir los efectos negativos físicos y mentales que puede causar un ambiente de trabajo sin el debido cuidado. En este sentido, pretende generar un entorno más seguro, saludable y confortable.

También se puede decir que el aumento de la productividad es uno de los objetivos de la ergonomía. Así, el profesional puede hacer más en menos tiempo, aumentando sus ingresos e incluso su tiempo libre.

¿Cuáles son los riesgos ergonómicos para un dentista?

ergonomia na odontologia
imagen: Freepik

El principal riesgo ergonómico al que está sujeto un dentista es el síndrome LER/DORT. Esta sigla tiene el siguiente significado:

  • LER: Lesiones por esfuerzo repetitivo;
  • DORT: Trastornos musculoesqueléticos relacionados con el trabajo.

En otras palabras, se trata de lesiones y enfermedades derivadas de nuestra forma de trabajar y de los equipos que utilizamos, en las que se enmarca el desgaste del sistema musculoesquelético.

Como es posible imaginar, durante la jornada de trabajo, un odontólogo, si no aplica las técnicas ergonómicas correctas, estará sujeto a diversas molestias por esfuerzos repetitivos, velocidad de movimientos, posturas incorrectas y uso de fuerza excesiva.

Esto puede resultar en dolores y molestias en diferentes áreas del cuerpo:

  • Cervical;
  • Cuello;
  • Espalda baja;
  • Dorsal;
  • Espalda;
  • Bacía.

Enfermedades posturales relacionadas con la Odontología

Los riesgos a los que se exponen los dentistas por no adherirse a la ergonomía en Odontología son gigantescos. El problema se agrava por el hecho de que muchos de ellos no son conscientes de los peligros.

A menudo, como los síntomas no son tan graves al principio, las personas terminan ignorando y persistiendo en los malos hábitos. Pero a la larga, el problema se vuelve extremadamente serio y puede resultar en una incapacidad temporal e incluso permanente.

A continuación, enumeramos algunas enfermedades resultantes del síndrome LER/DORT.

1. Síndrome cervical

El esfuerzo repetitivo que hacen muchos dentistas puede iniciar la degeneración del disco cervical.

2. Hernia de Disco

Esta enfermedad es muy común y también puede afectar a los dentistas que no adoptan la ergonomía en la odontología. La situación se produce por el desgaste del disco cartilaginoso entre las vértebras; eventualmente se disloca y presiona los nervios, lo que causa un dolor intenso.

3. Cifosis

Permanecer mucho tiempo con la cabeza inclinada hacia adelante sobre el paciente hace que aparezca una desviación de la columna, creando lo que popularmente se denomina joroba.

4. Cervicobraquialgia

La cervicobraquialgia es otra enfermedad que provoca dolor debido a cierta presión que sufren los nervios por el desplazamiento de alguna estructura de la columna. El dolor alcanza la región cervical, pero puede llegar hasta el brazo.

5. Escoliosis

La escoliosis se caracteriza por la desviación lateral de la columna vertebral, lo que genera problemas estéticos e incluso afectación pulmonar.

Otras enfermedades

Los problemas de ergonomía en Odontología también pueden dar lugar a otras complicaciones, algunas de ellas bastante graves:

  • Tendinitis: un tipo de inflamación que afecta a los tendones;
  • Salida torácica: esta condición provoca dolor en los hombros, el cuello e incluso pérdida de fuerza en los dedos debido a la compresión del plexo braquial;
  • Bursitis: es una inflamación de la bursa, una pequeña bolsa con líquido que encontramos en los ligamentos;
  • Túnel carpiano: esta condición causa dolor entre la mano y el antebrazo debido a una inflamación del nervio mediano en el túnel carpiano.

¿Cómo aplicar la ergonomía en Odontología?

Quedó claro que la ergonomía en odontología es de suma importancia. Si aún no sabes cómo aplicar las técnicas adecuadas en tu vida diaria, mira algunos cambios que se pueden realizar de inmediato y que traerán muchos beneficios a futuro.

Ajuste del taburete

El sillón de un dentista se conoce como otomano y el profesional pasará la mayor parte de su jornada laboral sentado en él. Por lo tanto, es necesario que el equipo sea de buena calidad, construido para ser ergonómico.

Al comprar el suyo, debe prestar atención a los siguientes detalles:

  • El taburete debe permitir que una persona con una altura de 1,50 m a 1,80 m se siente de manera que el fémur quede paralelo al suelo, formando un ángulo de 90 grados con la pierna, para que la sangre circule correctamente;
  • Elija un modelo donde el respaldo proporcione ajustes de altura y profundidad;
  • Hay algunas marcas que fabrican sillones para dentistas sin respaldo; a menudo tienen forma de silla de montar o pelota de fisioterapia. La gran ventaja es que incitan al profesional a mantener una postura adecuada;
  • El taburete debe tener ruedas y ser giratorio, permitiendo que el dentista se mueva y gire con facilidad cuando sea necesario, sin tener que forzar demasiado ningún músculo.

Posición del sillón del paciente

El dentista debe colocar el sillón del paciente de modo que la cara de la persona quede a la altura de las rodillas. Además, el reposacabezas debe ser ajustable para permitir que el profesional obtenga la mejor visión del procedimiento sin necesidad de moverse constantemente.

La silla también debe ser cómoda para el paciente y permitirle acostarse de manera que no cause demasiadas molestias durante el procedimiento. Porque, si el paciente no se encuentra bien, se volverá más inquieto, requiriendo más movilidad por parte del profesional y dedicando más tiempo.

Tamaño y distribución del consultorio

Se recomienda que un consultorio dental no tenga más de tres metros de ancho, para que todos los gabinetes y equipos puedan organizarse claramente sin estar demasiado lejos del profesional.

Los objetos que solo se pueden alcanzar estirando el brazo no se pueden ubicar a una distancia superior a 1 metro, para evitar que el dentista se esfuerce o estire demasiado para recogerlos.

Posicionamiento ergonómico óptimo

El profesional debe colocarse de manera que su columna esté recta y contra el respaldo. La cabeza debe inclinarse ligeramente hacia adelante para ver la boca del paciente.

Los pies deben estar completamente apoyados en el suelo. Evite cruzar las piernas o apoyarse sobre los dedos de los pies.

Luz adecuada

Cuando pensamos en la luz de un consultorio dental, muchos pueden pensar que esto no tiene nada que ver con la ergonomía en odontología. Pero la iluminación influye directamente en la actividad del dentista.

Si no hay una iluminación adecuada, el profesional tendrá que moverse mucho para encontrar la posición adecuada y visualizar el punto correcto en la boca del paciente, necesitando en ocasiones agacharse más de lo necesario. Obviamente, esto puede crear una variedad de problemas de salud.

Consejos importantes para el posicionamiento ergonómico

Además de los consejos que ya hemos comentado aquí, como mantener los muslos paralelos al suelo, mantener la columna recta y colocar la cabeza del paciente a la altura de las rodillas, hay otros consejos importantes que puedes incorporar:

  • Manténgase siempre a una distancia mínima de 30 centímetros de la boca del paciente;
  • Coloque el reflector correctamente para evitar tener que buscar el mejor ángulo de visión;
  • La ergonomía en odontología también sugiere que los profesionales tomen descansos cada 90 minutos de servicio;
  • Utilice una ventosa potente para que el paciente no necesite escupir todo el tiempo, ya que este movimiento hace que el profesional tenga que moverse constantemente.

¿Cómo realizar correctamente el trabajo a 4 manos en Odontología?

El sistema de la International Standards Organization (ISO) y de la Federación Dental Internacional (FDI) se puede utilizar para definir la mejor posición para el dentista y su asistente durante el tratamiento.

Esta definición es importante para garantizar un trabajo más organizado y saludable. En la práctica, se imagina un reloj en el que el 12 está sobre la cabeza del paciente y el 6 está a sus pies.

Así, los profesionales se posicionan en el área restante del círculo. Generalmente, el dentista está en la posición de las 7, 9 u 11 en punto si es diestro o en las 5, 3 o 1 si es zurdo. La posición final dependerá de la preferencia de cada uno.

Por ejemplo, la posición de las 9 en punto es una de las más utilizadas porque permite una visión directa y completa de la boca del paciente. Mientras que la posición de las 11 en punto ofrece una visión indirecta a través de los espejos.

Cuando el dentista decide el mejor lugar para trabajar, es más fácil definir en qué posición del reloj se colocarán las bandejas y el asistente.

Se espera que el espacio de trabajo se vuelva más dinámico y que el profesional tenga todas las herramientas a su alcance sin tener que hacer mucho esfuerzo.

Consejos de vida del dentista

La ergonomía en Odontología mejora el trabajo y la calidad de vida en su conjunto. Además, hay otras cosas que el dentista puede hacer para mantenerse saludable incluso cuando no esté presente, como comer bien, hacer ejercicio y dormir lo suficiente.

Pero cuando comienza su jornada laboral, es importante estirar los músculos, tomar descansos programados y evitar el exceso de trabajo.

Sin embargo, si te preocupan los diversos problemas mencionados en este texto, existen una serie de ejercicios que ayudan a prevenirlos y que son sumamente fáciles de realizar. Hablemos más sobre ellos a continuación.

Ejercicios de estiramiento diarios

El dentista debe estirar adecuadamente las partes del cuerpo que más se demandan durante su trabajo. Esta simple actitud garantizará una mayor movilidad y puede evitar varios problemas futuros.

1. Brazos

Entrelaza los dedos y estira los brazos con las palmas hacia afuera. Primero, apunte al frente del cuerpo, luego por encima de la cabeza. Mantenga cada posición durante 30 segundos.

Estire un brazo a la vez sobre su pecho y use el otro brazo para mejorar el estiramiento. También mantenga durante 30 segundos.

2. Cuello

Para estirar el cuello, use la mano derecha para tirar de la cabeza hacia la derecha, hacia el hombro. Luego repite el proceso en el otro lado.

3. Espalda baja

La espalda baja es un sitio frecuente de dolor entre los dentistas debido al tiempo prolongado sentado en posiciones incorrectas. Para estirar, siéntese con las piernas separadas al ancho de los hombros e inclínese hacia adelante para que su vientre toque sus muslos. Cuando llegue a esta posición, levante la cabeza e intente permanecer en esta posición durante al menos 30 segundos.

4. Manos y puños

Extiende un brazo y usa la otra mano para sujetar todos los dedos y doblarlos hacia atrás. Luego repite el proceso en el otro lado. Recuerda intentar mantener esta posición durante al menos 30 segundos.

Conclusión

La ergonomía en Odontología es esencial para mantener la salud de los dentistas y no debe ser ignorada. Por lo tanto, trate de comprar materiales que hayan sido desarrollados para brindar comodidad y menor desgaste.

Sus actitudes también son esenciales, ya que la mayoría de las enfermedades LER/DORT se desarrollan como resultado de una mala postura y un esfuerzo repetitivo. Así que, ten cuidado y recuerda que trabajar correctamente es fundamental para una buena salud.

Además, un profesional que aplica técnicas ergonómicas en odontología tiene un desempeño mucho mejor y trabaja con más alegría y dedicación.

Foto de Samara Sampaio

O Autor

Samara Sampaio

Ver más de "Samara Sampaio" >

Lee también: